Hecho en América Latina

Especialista en hamacas de lujo - Hamac Del Sol

/ Salud / Bienestar / Los beneficios de mecer a tu hijo en una hamaca

Los beneficios de acunar a tu hijo en una hamaca

Los beneficios de acunar a tu hijo en una hamaca rellena

¿Mecer al bebé en una hamaca es beneficioso? ¡Te lo explicamos todo!

¿Qué padre o madre del mundo no ha mecido instintivamente a su hijo para calmarlo y aplacar sus miedos? Esta práctica existe desde la noche de los tiempos, y es que mecer al bebé tiene virtudes. Los beneficios van desde la creación de vínculos afectivos hasta el desarrollo físico y cognitivo de los pequeños, tanto para el bebé como para el niño.

Utiliza una hamaca para mecer a tu bebé hasta que se duerma

Mecer al bebé responde a su llamada instintiva cuando llora, y este gesto es sumamente importante. Ayuda a mantener un ritmo cardiaco regular y a mejorar la circulación sanguínea, lo que contribuye a tranquilizar al bebé. Además, este movimiento reconfortante satisface la necesidad de conexión social y afectiva del bebé. Mecer a un bebé suele ser una forma eficaz de calmarlo o dormirlo.. Ya sea en brazos, en una mecedora, una cuna o una hamaca de algodón o una hamaca silla para bebésles relaja y les da una sensación de seguridad física y emocional.

 

Una madre lleva a su bebé y lo mece en una hamaca beige hecha a mano

 

Hamacas balancín y hamacas cuna para bebés

Es muy recomendable incorporar el balanceo a la rutina diaria de su hijo para calmarle. Este movimiento regular y suave crea un contacto íntimo entre el adulto y el niño, favoreciendo la formación de preciosos vínculos afectivos. Los bebés entenderán tu intento de comunicarte con ellos, sobre todo si esta acción va acompañada de murmullos, palabras o incluso canciones. Para todos los padres, el uso de una hamaca cuna puede considerarse una solución interesante para mecer de forma natural a su bebé sin tener que estar constantemente presente para accionar este movimiento. Fabricada totalmente a mano, nuestra hamaca cuna "Cocoon Dreams le encantará.

 

Hamaca cuna "Cocoon Dreams

Hamaca cuna "Cocoon Dreams

Seguridad y libertad: el mundo en una hamaca

La seguridad y la independencia son pilares esenciales del desarrollo de un niño. Al optar por una hamaca, no solo ofrecemos a los niños nuevas oportunidades de exploración y juego libre en un entorno seguro, sino que también estimulamos su percepción visual y sus sensaciones a través del movimiento de balanceo.

Cuando una persona mece a un bebé en una hamaca, el movimiento de balanceo crea una experiencia única. La persona que mece aparece y desaparece constantemente del campo de visión del bebé. Cada reaparición es gratificante y agradable para el niño, lo que refuerza el vínculo afectivo y ofrece una sensación de seguridad adicional.

 

una persona acuna a un bebé en una hamaca en el jardín, el movimiento de balanceo crea una experiencia única

 

La hamaca: un espacio de juego para el equilibrio y un refugio para el niño

A medida que crecen, los niños fortalecen sus músculos y perfeccionan su equilibrio. Naturalmente, lo hacen balanceándose sobre una silla, un caballito balancín o una gran pelota de ejercicios. ¿Has visto alguna vez a un niño subirse a una hamaca? La prueban, se mueven y giran para encontrar la posición adecuada. Luego observan y cambian de posición, trabajando su equilibrio. A los niños les gusta sentirse protegidos y tener su propio refugio. Muchos de ellos construyen su propio castillito debajo de las mesas o cubren la litera de abajo con sábanas. La hamaca envolvente proporciona a los niños una sensación natural de seguridad, para que disfruten relajándose o creando su propio mundo. Instale una hamaca en su casa y verá que su hijo la convertirá en su mejor compañera.

 

 

Desarrollar la percepción visual

Además de sus beneficios físicos, mecer al bebé también supone un ejercicio para sus ojos. Al mecerlo en diferentes ángulos, estimulas su percepción visual y le permites explorar su entorno desde diversas perspectivas.

En conclusión, mecer al bebé va mucho más allá de tranquilizarlo. Contribuye significativamente al desarrollo físico, emocional y cognitivo del niño, al tiempo que refuerza los lazos afectivos que le unen a sus seres queridos. Por tanto, incorporar el balanceo a la vida cotidiana de los niños pequeños puede considerarse una inversión en su bienestar y desarrollo.

 

Publicar un comentario